Quienes somos     Mapa-web     Contacto                 Última actualización: hace 3 dias      FORO
 

New York Marathon


MI SUEÑO SE CUMPLIO

Por Estrella, una de las protagonistas del Informe Robinson: "Nueva York. Historias de Maratón"



"INCREIBLE.....Empezar a correr por ese puente que sale tanto en las películas, el Puente Verrazano, el comienzo, de esos míticos 42195 mts., en NY.  Fue una inyección de adrenalina, que nunca podré olvidar.

Mi cabeza empezó a procesar todo, miraba a los demás corredores, sus caras, sus gestos, mi sueño comenzaba y no quería perder detalles, por lo menos yo así lo sentía.

Comienza nuestro recorrido por los cinco distritos de NY,  Staten Island, Brooklyn, Queens, El Bronx y Manhattan. Cuando cruzamos el Puente Verrazano, nos adentramos en Brooklyn, comienza lo increíble,  de repente empezamos a ver a miles de personas animándonos, yo no daba crédito, iba por la parte izquierda y la gente salía a chocarte las manos, no solamente los niños, sino todos, eso era increíble, Brooklyn es el distrito más grande de NY y su implicación en esta carrera es a lo grande, empiezan a sonar las primeras bandas de música, bandas de rock, pancartas dándonos las gracias, banderas, yo miraba a  todos los lados, no quería perderme ni un solo detalle. Comienzan los primeros avituallamientos, son avituallamientos enormes, primero te dan Gatorade y más adelante agua, los voluntarios de todas las edades te gritan, te animan, muchos niños, que no dejan de moverse y de agitar los vasos para ser ellos los elegidos y darte el líquido, cuando se lo coges, saltan con el agua, jajajaja.....es increíble la alegría y euforia que transmiten.

Mi sorpresa en Brooklyn, es cuando oigo a uno de los muchos grupos de rock, el guitarrista va con una camiseta de los Rolling y está muy cerca de los corredores, sonaban de maravilla, bajo mi ritmo y les aplaudo, de repente el guitarrista me ve, para de tocar y choca su puño contra el mío diciéndome....go,go,go. ¡¡Esto es de película!!

 

Se me había ocurrido una semana antes de ir a NY, serigrafiar por delante de la camiseta mi nombre y me puse "go Estrella go", de manera que si me daba algún bajón, me lo viese y me animase, pues............no fue necesario, en ningún momento fue necesario, porque, fue tremendo la cantidad de gente que lo leía y me animaba, oí mi nombre, creo que en todos los acentos, la gente latina me decía Estrella, eran los únicos que lo pronunciaban bien, y los demás, jajajaja.....¡¡Estrelaaaaaaaaaaaa, Estreiiliaaaa!!.... jajajaja yo saludaba a tod@s, nunca he realizado este gesto tantas veces, en agradecimiento.

Brooklyn es tan extenso que te encontrabas, con todo tipo de gente, grupos de todos los estilos, desde los rockeros que os contaba, hasta grupos de música latina, bandas de jazz, toda esta animación se hizo extensible por todos los barrios en los que pasamos, había veces que miraba y todo hacia atrás porque no quería dejarme nada, en una de estas, me pillaron. 

Yendo en carrera, voy adelantando a gente y veo a un corredor con una camiseta de España, me acerco a él, le animo y según me mira, va y me dice......¡¡Hola, tú has salido en el programa del año pasado de Canal +!! me rio y le digo que si, (el día anterior en Central Park, un chico ecuatoriano también nos había reconocido por el programa), comenzamos a hablar y a disfrutar esos kilómetros juntos, se llama Eduardo es un veterano corredor de Valencia que el año pasado también acudió a NY, y que este año ha vuelto, van pasando los kilómetros y estamos totalmente integrados en el ambiente, y seguimos así corriendo juntos, hasta pasar la media maratón, es la milla 16.1, poco después nos despedimos deseándonos suerte, fue un placer. Saludé y animé a bastantes corredores y corredoras españoles, mejicanos, colombianos, etc.....

En Brooklyn ocurrió algo curioso en una de sus zonas. Allí vive prácticamente la totalidad de la comunidad judía ortodoxa, los más radicales y fue entrar en esa zona y la animación, cesó, había silencio, incluso Eduardo el corredor valenciano, me dijo que se agradecía un poco esa tranquilidad, me reí y pensándolo bien, tenía razón, ver a los judíos ortodoxos, paseando, yendo a su ritmo y sin mirar la carrera, chocaba con toda la algarabía que estábamos viviendo en otras zonas, algunos niños curiosos, se paraban y miraban, pero no aplaudían,  los niños son niños en todas partes y se les veía sonriendo pero bastante "cortados", con miedo a animar. 

De Brooklyn pasamos a Queens y de Queens a Manhattan y que destacar de aquí, puesssssssss......su puente, el famoso puente de Queensboro, que es famoso sobre todo para los corredores, porque  tira para arriba que da gusto y es bastante puñetero, pero como os digo..... Era tal la euforia con la que corría que ni puente, ni nada, lo pase sin problema.

Hay que destacar que los puentes estaban cerrados a los animadores, solo abierto a  los corredores y cuando entrabas en uno, dejabas de oír los gritos y solo se oía el sonido de los pasos de los corredores, hasta que llegabas más o menos a mitad del puente y empezabas a oír a la gente, entonces otra vez de subidón y la bajada la hacías ya a ritmo más vivo.

Es la primera vez en mi vida que corro, río y lloro a la vez, mi cabeza estaba en ebullición, mis sentimientos a flor de piel, me sentía una autentica privilegiada por estar viviendo esos momentos, por tener salud y poder hacer lo que más me gusta que es algo tan simple como "correr" y porque me acordaba de mucha gente, que no está con nosotros y a tod@s los que me han animado y me ha ayudado para poder estar viviendo lo que estaba viviendo. 

  

Y de  Manhattan al Bronx, aquí nos metimos un atracón de música soul, jazz y gospell y gritos varios, que de verdad, fue de película, en mi cabeza ya no cabía más sensaciones, seguía chocando manos, seguía sonriendo y saludando a la gente de las aceras, a los voluntarios de los avituallamientos, que por cierto......había cada dos por tres, tremenda la atención, del Bronx  empezamos a bajar a la 5º Avenida, nos quedan escasos ocho kilómetros para terminar, vamos paralelos por Central Park, hasta que nos adentramos dentro del parque, el final es duro esos casi ocho kilómetros pican para arriba y las articulaciones sobre todo los tibiales y los tobillos, están resentidas, el asfalto de NY es duro, es una ciudad sobre roca y así se aprecia, sobre todo en Central Park, pero, la gente que se agolpa en las aceras hace que las subidas se hagan fácil, esto sigue siendo increíble!!.

Uffff.....veo a lo lejos la pancarta de la milla 26, si antes había reído y llorado a la vez, ahora solo lloro, lloro porque en esa pancarta tenía una promesa hecha, mirar hacia arriba, con los puños en alto y le doy un abrazo a Aitor,  ya no quedaba nada para entrar en meta, apenas unos metros..... Mi sueño se había cumplido, lo había conseguido, había disfrutado, apenas sufrido. Había visualizado mucho esa llegada, cada día que salía a entrenar, unas veces con ganas y otras no,  y mi cuerpo y mi cabeza habían respondido, ya era FINISHER, me habían colgado una preciosa medalla al cuello, las caras que había visto en la salida, ahora eran distintas, eran de satisfacción, de ojos rojos, todos llevamos nuestras historias personales, por las que corremos, por las que nos embarcamos en estas aventuras, son sueños  y este ha sido el mío.

Mi tiempo oficial fue de 4:12:45, no es mi mejor tiempo, pero ni me preocupa, ni me importa, iba a correr y a disfrutar y lo conseguí, no me encontré con el muro, seguro que estaba rondando por el kilómetro treinta, pero a mí ni se acercó, no he tenido agujetas, he podido salir a ver la ciudad, por la mañana a trotar varios días por Central Park......¡¡Qué más puedo pedir!!, ¡¡Ha sido maravilloso!!

Que se puede contar, de una carrera en la que eres protagonista junto con cincuenta mil personas, organizada a la perfección y que por sus calles se junten dos millones de personas para animarte.

Dicen de la maratón de NY que no es la mejor pero si la más emblemática, para mí sí ha sido la mejor y probablemente ó casi seguro la última que correré.
 

Mi recompensa....ver cumplido un sueño, conocer a la gente que he conocido y esta medalla que os enseño que la guardaré toda mi vida."

Si, tú como Estrella quieres cumplir un sueño en Nueva York, estate atento a la nueva sección la nueva sección de esta web, New York Marathon 2014 y no te pierdas todo lo que se está hablando y comentando al respecto en el foro 42195.es y más concretamente en la sección:

Maratón New York

Y si todavía no has visto el Informe Robinson "Nueva York. Historias de Maratón", NO TE LO PIERDAS! a continuación (sólo tienes que pulsar el botón de "play" ->

     



 Patrocinadores

Casa Rural Quopiki

Qcesta

Booking

foro

YouTube

new york marathon